Parque eólico «progreso» entra en funcionamiento

0
75

Desde ayer en la costa norte de Yucatán se generan 90 megawatts de energía limpia, que producen los 36 aerogeneradores de 120 metros de altura que se instalaron en poco más de 300 hectáreas de terrenos que pertenecen al ejido de este puerto, arrendados por un período de 30 años.

El Parque Eólico Progreso (PEP) entró oficialmente ayer en operación luego de las pruebas que se realizaron hace unas tres semanas, se ubica a la vera de la carretera Mérida-Progreso. Sus 36 enormes torres que se trajeron en meses pasados de Shanghai, China, ya se encuentran en funcionamiento generando 90 megawatts de energía limpia destinados para mejorar el abasto del fluido eléctrico en esta entidad.

El parque se inauguró ayer por la mañana por el gobernador Mauricio Vila Dosal en un evento al que asistieron pocos invitados, directivos de la empresa Vive Energía, Energías Renovables de la Península — que lo operan— y algunas autoridades, entre ellas el alcalde Julián Zacarías Curi.

El PEP se suma a los parques eólicos de Dzilam Bravo y Tizimín y las dos granjas fotovoltaicas de Peto y esta ciudad, esos cinco megaproyectos de energías renovables generan en total 300 megawatts de energía limpia, lo que equivale al consumo de 665,000 hogares de Yucatán, destacó en su mensaje el gobernador Mauricio Vila.

“Se cuentan con más de 24 proyectos en desarrollo, que de concretarse generarían 3, 400 megawatts, con una inversión adicional de $84,375 millones”, señaló Vila.

El mandatario yucateco también precisó que, de acuerdo con el Inventario Nacional de Energías Limpias, en 2018 se generaron 15.56 gigawatts por hora de energía limpia al año en Yucatán, pero en 2019 subió a 695 gigawatts, lo que significa que la capacidad instalada incrementó 44 veces.

Benigno Villarreal del Rio, director general de Energía Renovable de la Península, explicó que el Parque Eólico Progreso generará 90 megawatts, equivalente al 8% del total de energía que actualmente se consume en Yucatán o el equivalente aproximado de 215,000 casas, “con ello se evita la emisión de aproximadamente 181,000 toneladas de bióxido de carbono (CO2), lo que equivale al retiro anual de 76,800 vehículos”.

En la construcción del PEP, la empresa Energía Renovable de la Península invirtió 155 millones de dólares, que producirá más de 303 GW/H al año, con una vida útil de aproximadamente 30 años.

“Energía Renovable de la Península se suma a los megaproyectos energéticos renovable solares y eólicos que se han puesto en operación en Yucatán”, destacó Benigno Villarreal.

También destacó que el porcentaje de energía limpia que representa el consumo energético de Yucatán se aproxima ya al 50 por ciento, que pone a la entidad al nivel de países como Alemania, Dinamarca y Finlandia.

En su construcción el Parque Eólico Progreso generó 339 empleos, y para la etapa de operación entre 13 y 15 puestos de trabajo fijos. Cuenta con 36 máquinas distribuidas en terrenos ejidales y 15 puestos de trabajo fijos.

El alcalde Julián Zacarías Curi señaló que el parque es un proyecto que causa beneplácito por las siguientes razones, pues la energía se renueva, ya que se obtiene del viento; es inagotable, no contamina, reduce el uso de combustible, genera empleo local, contribuye a un desarrollo sostenible, por lo que esta clase de proyectos son los que el Ayuntamiento de Progreso apoya.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí