31 C
Yucatán
viernes, julio 23, 2021

Clavadista Rommel Pacheco

Rommel Aghmed Pacheco Marrufo (Mérida, Yucatán, 12 de julio de 1985) es un clavadista y militar mexicano. Ha Participado En Distintos Shows Y Concursos Televisivos....
More

    últimas publicaciones

    Un encuentro maravilloso en Yucatán

    Don Nereu vive en Telchac Pueblo y tiene unos 60 años. Es propietario de una tapicería, donde repara los muebles. Lo conocí en septiembre...

    Artistas circenses del mundo intercambiarán experiencias en Mérida

    En un mundo con tanta información y velocidad, regresar al cuerpo, a su escucha, ritmos y dinámicas naturales en el arte circense siempre será...

    “Mérida, mi hogar”, proyecto para demostrar el amor por la ciudad

    Anécdotas que reflejan el amor por la ciudad que los vio nacer y crecer dan vida a “Mérida, mi hogar”, nuevo proyecto artístico del...

    Una nueva historia musical llega a la Temporada Olimpo

    Cada semana, la Temporada Olimpo Cultura ofrece contenidos variados que permiten visibilizar el quehacer de la comunidad artística en estos tiempos y reforzar la...

    Traje típico de Yucatán

    Consiste hoy el traje clásico de los mestizos varones en una camisa larga de tela blanca, finamente planchada. Un pantalón de dril o lienzo fuerte blanco, almidonado y planchado que termina en ancha boca de campana. Sandalia (alpargata) de lujo de buena piel, sujeta al tobillo con correas pespunteadas y charoladas y suela gruesa de dos o tres capas de cuero.

    Usan sombrero de paja tipo jipijapa o panamá, fabricado en el Estado; la pechera de flamante camisa va sujeta con botones de oro, pendientes de una cadenilla del mismo metal que los une a todos por dentro de la camisa. Este es el traje de lujo de los mestizos.

    El traje de trabajo, se compone de un calzón blanco de lienzo fuerte y camiseta de tela de algodón blanco o de un tejido de calceta o punto de media. Se ciñen, además, para el trabajo, un delantal de cotí (cottin) azul o a rayas: tela de lienzo grueso que se usa comúnmente para colchones.

    El traje de la mestiza consiste en un huipil de batista de lino, de fino algodón de seda: jubón cuadrilongo que cae volante, con dos aberturas laterales que por el ancho de la prenda simulan unas mangas cortas, quedando los brazos desnudos; un amplio escote cuadrado descubre la parte de pecho, dejando desnudo el cuello.

    Este escote, en sus orillas, lo mismo que los bordes de la camisa, va orlado de cenefas bordadas de vivos colores, en variadisimas labores, desde el bordado de punto de cruz (xokbil-chuy) y el de seda estilo inglés, hasta el de pinturas y miniaturas al óleo. En otros, el cuello es postizo, con flores estampadas y con encajes de Holanda y Chantilly. Les llega hasta media pierna y su borde inferior cae con gracia. El fustán, que se ciñe al talle y que sobresale bajo el huipil, tiene los mismos adornos y cenefas que éste y con él hacen juego, contemplándose ambos adornos uno debajo del otro.

    Se adornan el cuello con largos y lujosos rosarios de filigrana de oro y gruesas cuentas de coral, labrados por artífices del país, colgando en ellos moneditas y doblones de oro de gran valor, denominados escudos y unas pesadas cruces de filigrana, primorosamente labradas, en el extremo de los largos rosarios, que les llegan al vientre. Al mismo tiempo se ponen collares y cadenas de oro de dos vueltas. Se recogen el cabello en un gracioso peinado que llaman t’uch, hacia atrás, en forma de martillo, atado en medio con un lazo de listón, y el pelo de delante echado atrás sin vereda. Algunas se dejan un copete con graciosos rizos. Usan grandes y largos aretes de filigrana de oro con piedras de colores, que hacen juego con el rosario.

    El clásico traje ha pasado a la historia entre la mayoría de los mestizos, refugiándose en una mínima parte de ellos. Algunos, que todavía conservan sus tradiciones, se visten aún de mestizos, especialmente en sus bailes y saraos, pero la mayor parte usa hoy, en vez de la camisa larga blanca, la guayabera: una chamarra de origen cubano.

    Latest Posts

    Un encuentro maravilloso en Yucatán

    Don Nereu vive en Telchac Pueblo y tiene unos 60 años. Es propietario de una tapicería, donde repara los muebles. Lo conocí en septiembre...

    Artistas circenses del mundo intercambiarán experiencias en Mérida

    En un mundo con tanta información y velocidad, regresar al cuerpo, a su escucha, ritmos y dinámicas naturales en el arte circense siempre será...

    “Mérida, mi hogar”, proyecto para demostrar el amor por la ciudad

    Anécdotas que reflejan el amor por la ciudad que los vio nacer y crecer dan vida a “Mérida, mi hogar”, nuevo proyecto artístico del...

    Una nueva historia musical llega a la Temporada Olimpo

    Cada semana, la Temporada Olimpo Cultura ofrece contenidos variados que permiten visibilizar el quehacer de la comunidad artística en estos tiempos y reforzar la...

    No te pierdas

    Caravana Coca-Cola 2020

    ¡¡Paren todo, Mañana inicia!! “Hoy más que nunca, en Bepensa como parte de la Industria Mexicana de Coca-Cola, tiene el propósito de hacer una navidad...

    Ganadora del Teen Universe Yucatán 2020

    Entre todas las concursantes de este certamen la señorita Iracema España con 17 años de edad y 1.65 metros, se convierte en la nueva...

    Las Diablillas, la nueva competencia de los Leones

    Las “Diablillas” son un equipo de sóftbol integrado por mujeres de la localidad de Hondzonot, Tulum, quienes se distinguen por jugar con hipil y...

    Una carta fuerte de turismo: Gastronomía yucateca

    Al cumplirse el décimo aniversario de la Declaración de la Gastronomía Mexicana como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, especialistas y...